El Estado Terrorista de Israel

 

Comunicado de Prensa No. 59  -  30 de diciembre de 2008                                         

 

Israel inicia escalada de guerra en Medio Oriente

La prensa pro-sionista mundial – incluidos nuestros multimedios locales – hacen lo imposible para tratar de justificar el perverso Terrorismo de Estado de Israel contra los ciudadanos palestinos de Gaza, repitiendo hasta el hartazgo la historia oficial de que se trata de un “justificado contra-ataque de Israel contra los terroristas de Hamas”, que “la paciencia de Israel se ha terminado”, que “la culpa de todo la tienen los palestinos”, y procuran así desdibujar la realidad y falsificar la verdad: el  Estado Terrorista de Israel comete un nuevo genocidio contra el pueblo palestino al que desplazó de sus milenarias tierras desde hace sesenta años y hoy ocupa Palestina ilegalmente con el permanente apoyo de los Estados Unidos y la pasividad cobarde de Europa Occidental.  

Mientras tanto, las Naciones Unidas piden tímidamente el cese del fuego, la Comunidad Mundial “deplora la violencia”, y a Israel se le da todo el tiempo que necesita para asesinar a la población palestina.  Una copia de lo que ocurrió durante la invasión  y el bombardeo de Israel contra el Líbano a mediados de 2006.   Los líderes mundiales y los multimedios genuflexos repiten la línea oficial israelí acerca de la “necesidad de combatir a los terroristas” y nadie hace algo para frenar a este minúsculo Estado Terrorista que parece poder asesinar, invadir y humillar a poblaciones civiles, por la sencilla razón de contar con el apoyo irrestricto de Estados Unidos en los planos político, económico, diplomático y militar, al tiempo que las fuerzas sionistas internacionales bien saben que cuentan con la financiación casi ilimitada de un sistema global financiero cuya arquitectura y control centenarios manejan sus congéneres en todo el mundo.
Hoy más que nunca, en momentos en que confluyen gravísimas crisis políticas, económicas, militares y culturales de dimensiones planetarias, resulta imprescindible que los pueblos de todo el mundo tomen cabal conciencia del enorme peligro que corren la Libertad y la Democracia toda vez que alguna minoría – sea la que sea – cobre excesivo e ilegítimo Poder.   Los fundamentalistas sionistas son un grupo pequeño – pequeñísimo – compacto, pero
enormemente poderoso,  que hoy mantiene al mundo entero en vilo.  La propia Comunidad Judía en todo el mundo y en la Argentina debe tomar clara distancia de la violencia y fanatismo sionistas, no permitiendo que su dirigencia se arrogue ilegítimamente la supuesta representatividad de toda la comunidad judía; de pretender operar “en nombre de todo el pueblo judío”.  Lo repetimos una vez más: no todo judío es sionista, y no todo sionista es judío.


La extraña matematica sionista
Al igual que con la invasióin del Líbano en 2006 que costó 2000 civiles asesinados por Israel (mientras el mundo observaba pasivamente), hoy vemos repetirse la misma tragedia en Gaza.  El diario The New York Times en su edición del 28 de diciembre bajo el título “Ataques israelíes continúan por segunda día”
(Israeli Attacks Continue for a Second Day), informa que la cantidad de palestinos muertos – mayormente civiles -  “ya ha superado los 280″ en apenas 48 horas. Este “justificado contra-ataque” del terrorismo judío se justificaría según señala el New  York Times porque Un hombre fue muerto durante un ataque con cohetes en la localidad de Netivoy el sábado, la primera fatalidad en  meses.”  Al tercer día del ataque israelí, apenas han habido 3 israelíes muertos.

O sea,  un puñado de  israelíes muertos a lo largo de varios meses vale infinitamente más que los casi 400 palestinos asesinados en los últimos tres días y los más de 1.200 heridos en los ataques aéreos perpetrados con cazas F16 y helicópteros Blackhawk provistos por Estados Unidos para que los “pacíficos israelíes” puedan defenderse.
Extraña  matemática cabalística la de los sionistas: similar a la de la dramatización repetida ad nauseam de los 6 millones de muertos de campos de concentración europeos: cifra jamás investigada ni documentada con rigor histórico, lo que motivó a que escritores judíos como el estadounidense Norman Finkelstein condenara la canallada sionista y del Estado de Israel al aprovecharse del sufrimiento de los judíos europeos para generar apoyo mediático, económico,
financiero, diplomático y militar estadounidense hacia el Estado judío, en un proceso perverso que Finkelstein denomina “La Industria del Holocausto: el aprovechamiento del sufrimiento judío”.

Un pedido a la comunidad judía en la Argentina

Hoy, el MSRA – Movimiento por la Segunda República Argentina - hace un llamamiento a toda la comunidad judía en la Argentina y apela a su sentido de justicia, equidad y respeto por los derechos humanos de TODOS los hombres, para que CONDENE abierta, pública y enérgicamente este nuevo episodio de genocidio flagrante perpetrado por el Estado Terrorista de Israel contra la población palestina en su propio país, invadido por las fuerzas militares de ocupación israelíes desde hace más de sesenta años.
Todo Argentino debe comprender que EL SILENCIO ES COMPLICIDAD CON LOS ASESINOS. 

Nosotros ya vivimos el Terrorismo de Estado y muchos compañeros y hermanos sufrieron la violación de sus derechos humanos, en parte, debido al silencio cómplice y cobarde la mayoría. 

Por eso, los Argentinos tenemos una responsabilidad histórica especial y singular de sonar la voz de alarma y no tolerar pasivamente genocidios de este tipo NUNCA MÁS y en NINGÚN LUGAR.  

Sabemos muy bien que la comunidad judía argentina NO es representada lealmente por la AMIA (Asociación Mutual Israelí Argentina), ni por la DAIA  (Delegación de Asociaciones Israelitas en la Argentina), ni por la OSA (Organización Sionista Argentina) que se proponen “enfatizar los vínculos con el Estado de Israel, ratificando su condición de centro espiritual de la vida judía.” (http://www.daia.org.ar/01QuiSom.html)
De ahí nuestro llamamiento a los sectores moderados y sanos de la comunidad judía para que DEPLOREN Y CENSUREN los asesinatos que en este preciso momento lleva a cabo el Estado de Israel en Gaza, y que las poderosísimas fuerzas globales sionistas y pro-sionistas pretenden justificar invocando hacerlo “en nombre de todos los judíos del mundo”.    

Los judíos argentinos pacíficos no deben permitir que esto se haga “en su nombre”; no deben aceptar mansamente quedar atados y manchados por el terrorismo israelí. 

El silencio de la comunidad judía hoy los transformaría implícitamente en cómplices de este verdadero holocausto que tiene lugar en Palestina bajo el mando militar israelí.


Diez peguntas clave a los sionistas israelíes – actualizado
Cuando Israel invadió el Líbano en julio 2006, planteamos estas diez “preguntas” a los sionistas.  Hoy creemos oportuno repetirlas ante la opinión nacional para abrir un debate público honesto, llano, y equilibrado que permita encontrar las necesarias respuestas, muy especialmente entre la propia comunidad judía local e internacional.

No todo sionista es judio, y no todo judio es sionista.
  George W Bush, Dick Cheney, Condoleeza Rice, Hilary Clinton, Bill Clinton, Barack Obama, John
Negroponte, Cristina y Néstor Kirchner, Robert Gates, para nombrar unos pocos encumbrados líderes mundiales sionistas pro-israelíes NO son judíos y, sin embargo, sus políticas de gobierno se alinean en forma irrestricta a favor de los objetivos e intereses del sionismo internacional y del Estado de Israel.
Simétricamente, hay judíos que clara y enfáticamente se declaran ANTI-sionistas, por considerar al sionismo como una ideología violenta, fanática y fundamentalista, y al Estado Terrorista de Israel como la negación de las tradiciones milenarias judías y de sus valores religiosos.  Me refiero a personalidades como Noam Chomsky, Norman Finkelstein, Juan Gelman, Israel Shamir, Yakov Rabkin, Ilan Pappé, el Gran Rabino Joel Teitelbaum (ver
www.jewsagainstzionism.com), Daniel Baremboim, los directores de la revista “Forward” de Nueva York, el grupo Neturei Karta (Jews United Against Zionism – http://www.nkusa.org/).
Como argentinos, nos preocupa que los sionistas y los israelíes quieran confundir a la milenaria religión y el pueblo judíos con el sionismo (ideología fundada en el siglo XIX) y el Estado Israel (Estado impuesto violentamente en 1948), ya que este confusionismo puede atraer injustas reacciones contra las comunidades judias en todo el mundo y en la Argentina.    Acusar de “antisemita” a toda persona que critique al Estado de Israel y al Sionismo – como nos ha calumniado la DAIA al Dr. Juan Gabriel Labake, Enrique Romero y Adrian Salbuchi – conforma inadmisible terrorismo intelectual, ya que de esa manera se pretende silenciar todo debate libre y abierto sobre temas complejos y fundamentales, como son: el orígen violento y artificial del Estado de Israel, la veracidad histórica contemporánea en torno a las guerras europeas, y los objetivos reales del sionismo internacional en todo el mundo y en la Argentina.   Insistimos: es muy importante que se alcen las voces auténticas de la comunidad judía en la Argentina condenando públicamente la barbarie perpetrada por Israel en Palestina (cierres de frontera, prohibición de recibir ayuda humanitaria, demolición de viviendas,. bombardeos aéreos, erección de muros vergonzosos, humillaciones, vejaciones y ataques de todo tipo) y en el Líbano.www.asalbuchi.com.ar – que es uno de los elementos que hemos utilizado en nuestra querella por calumnias e injurias contra los máximos directivos de la DAIA (radicada el 29 de agosto de 2008 en el Juzgado Correccional No. 13; Secretaría No. 80, hoy a cargo de la jueza Dra. Patricia GUICHANDUT bajo la caráctula “LABAKÉ JUAN GABRIEL, ROMERO ENRIQUE y SALBUCHI ADRIÁN c/ ALDO DONZIS Y OTROS S/Querella por calumnias e injurias”, expediente Nº 24.441/08 - ver comunicados del MSRA Nros. 50 del 29/8/08 y 58 del 21/12/08) antes sus acusaciones públicas infundadas.
Si hoy el mundo sufre “el flagelo del antisemitismo”, ello se debe a la persecusión sistemática de palestinos, iraquíes y libaneses (mayoritariamente semitas), por las fuerzas invasoras y agresoras de Israel y de los Estados Unidos de Norte América.

En 1989 el mundo se liberó del oprobioso Muro de Berlin.   Pocos años después y para vergüenza de la humanidad entera, el Estado de Israel lo ha reemplazado por el aún más oprobioso Muro de Gaza, de cientos de kilometros de extension y 8 metros de alto, con sus puestos de control y ataque militar, sus soldados armados, sus alambrados de púa, y sus sistemáticas vejaciones y agresiones a todos los palestinos. Así, Israel logró el objetivo criminal de transformar a Gaza en un gigantesco Campo de Concentración de 1.500.000 civiles, que hoy languidecen sin agua, sin cloacas, sin electricidad, sin trabajo, sin energía eléctrica, sin medicamentos, y a la merced de sus violentos captores sionistas.  Se comprueba que la dirigencia israelí ha aprendido mucho de Auschwitz y
del Ghetto de Varsovia…  Las víctimas se han transformado en victimarios

1) ¿Por qué insisten los sionistas en confundir sionismo con judaísmo?

2. ¿Por qué buscan dañar a las comunidades judías en la diáspora?

3. ¿Por qué insisten en acusar de “antisemitismo” a quienes critican al sionismo israelí?
Hablar de “antisemitismo” hoy en día es absurdo e hipócrita.  El concepto “semita” conforma una categoría lingûistica originalmente urilizada por intelectuales del siglo XIX como el filósofo racista francés Conde Alfred de Gobineau, quien contraponía “semitas” a “arios”.  ¿Es que los sionistas de hoy pretenderán que también hablemos de “arios”??   De todos modos, si los sionistas insisten en hablar de “antisemitismo”, entonces, conviene recordar que los pueblos árabes, los palestinos, los iraquíes, son descendientes del Shem bíblico y, por ende, TAMBIEN “semitas”.  En verdad, la mayor parte de los israelíes, de la dirigencia sionista mundial y de los judíos Ashkenazhim descienden de los kazaríes centroasiáticos, tribu nómade caucásica convertida en masa al judaismo en el año 740.  Por ende, los Ashkenazim tienen poca o nada de sangre “semita”.  Todo esto lo hemos expuesto en una amplio trabajo titulado “Acerca del ‘Antisemitismo’”   - disponible en

4. ¿Por qué martirizan a Gaza y a los palestinos?

5. ¿Pretenden los israelíes que los palestinos y los libaneses no se defiendan de alguna manera ante sus invasiones militares?
Solo los Estados Soberanos pueden estructurar fuerzas armadas regulares y legales (por ej., Israel, Gran Bretaña y EEUU).  Sin embargo, a Palestina no se le ha permitido estructurar un Estado normal, por lo que a su población no le queda otra opción que apoyar una fuerza armada irregular como Hamas para contrarrestar la brutalidad israelí.   Otro tanto ocurre con el Líbano que fue transformado en campo de batalla de los conflictos generados por Israel debido a los largos años de violencia como Sabra, Shatila y la invasión del 2006.  A los libaneses tampoco les quedó otra opción de defensa que el apoyo popular a las milicias irregulares de Hezbollah que tan espléndidamente rechazaron a Israel en 2006.
Preguntas:

- ¿Acaso Israel no recibe armas de EEUU?
- ¿Acaso no es el Estado de Israel la UNICA potencia en Medio Oriente que cuenta con Armas de Destrucción Masiva, gracias a las alrededor de 400
bombas atómicas que Estados Unidos le ha cedido?
- ¿¿Se puede confiar este poderorísimo y mortífero armamento nuclear en manos de Israel??

Palestina y el Libano tienen el DERECHO SOBERANO a defenderse del Terrorismo de Estado de Israel.   En su desesperación, lo hacen como pueden.  Hipócritamente, Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel han declarado a Hamas y Hezbollah “organizaciones terroristas”, cosa que es repetida por la prensa mundial y por medios locales genuflexos como “La Nación”, “Clarín”, C5N y otros.  Recordemos, sin embargo, que el orígen de las Fuerzas de Defensa Israelíes (el actual Ejército de Israel) surge de la fusión en 1948 de tres grandes organizaciones terroristas: los grupos Stern, Irgun Zvai Leumi y Hagganah que, previo al surgimiento del Estado israelí, perpetraron atentados terroristas feroces contra los palestinos, como así también el del asesinato del mediador de la ONU en Palestina Conde Bernadotte (organizado por la guerrilla a cargo de Ytzakh Shamir, luego primer ministro israelí), y el ataque terrorista en 1947 con bombas contra el Hotel Rey David de Jerusalén, sede de la comandancia militar británica (perpetrado por la guerrilla de Menahem Beguin, luego también primer ministro israelí).   Este último ataque parece el modelo emulado por quienes volaron la Embajada de Israel y la AMIA muchas décadas después.
Una de dos: o todos estos grupos – Hamas, Hezbollah y el Ejército Israelí – son catalogados como “fuerzas de defensa”; o todos son catalogados como “grupos terroristas”.


6. ¿Por qué razón los sionistas no permiten un estudio serio del así-llamado “Holocausto”?
Esto resulta fundamental por cuanto hace a la comprensión correcta del origen de los conflictos en Medio Oriente y del devenir del mundo desde la Segunda Guerra Mundial, que culmina hoy con el espantoso “Nuevo Orden Mundial” que padece la humanidad entera.  Existe una fuerte corriente de pensamiento revisionista en círculos academicos en Europa y Estados Unidos que sostiene que de ninguna manera ha quedado correctamente demostrado que seis millones de judíos murieran durante la Segunda Guerra Mundial a manos de la Alemania y Austria nacionalsocialista.
Sin embargo, toda investigación seria e imparcial sobre este complejísimo tema, hoy está vedada en el mundo.  De hecho, en algunos países como Francia, Canadá, Alemania, Bélgica, Holanda y Austria, este estudio está lisa y llanamente prohibido por ley, y todo investigador que manifieste una opinión contraria a la Historia Oficial, termina con sus huesos en la cárcel como le ocurriera hace poco al historiador británico David Irving.   ¿A qué se le tiene tanto miedo?   ¿A que un estudio serio pudiera poner en evidencia que los números cabalísticos “no cierren”?

7. ¿Cómo se explica el apoyo irrestricto que Estados Unidos brinda al Estado de Israel?
El gobierno estadounidense ha quedado secuestrado por el sionismo internacional.  Únicamente así puede comprenderse el apoyo irrestricto, grosero y sistemático que EEUU le brinda al Estado de Israel, más allá de que EEUU esté gobernado por los demócratas de Clinton y Obama, o por los republicanos del clan Bush-Cheney.  El propio ex-primer ministro israeli, Ariel Sharón alguna vez dijo durante un debate en su gabinete que, “nosotros (los israelíes) controlamos a los Estados Unidos y los estadounidenses lo saben muy bien” (citado por Juan Gelman en “Página 12″, 04Dic03).    Este gravísimo problema mundial fue evaluado con gran rigor en un importante informe de la Universidad de Harvard (publicado en 2006) en el que los profesores John Mearsheimer (de la Universidad de Chicago) y Stephen Walt (decano de la Facultad John F Kennedy de Gobierno de Harvard) describen “La politica exterior norteamericana y el lobby israelí”, probando de manera contundente la influencia determinante y excesiva que ejercen organizaciones y lobbies pro-sionistas como AIPAC – American Israeli Public Affairs Committee – que han logrado torcer la politica exterior estadounidense para que priorice el interés nacional de una potencia extranjera (Israel) por encima del interés nacional de los propios EEUU.  También podemos citar poderosas organizaciones de presión como la ADL – Anti Defamation League (controlada por la Logia masónica B’Nai B´Rith) y el PNAC – Project for a New American Century, cuyos principales dirigentes integraron el gobierno Bush y son los máximos responsables de la destrucción de Irak y del apoyo irrestricto de EEUU a Israel.  Entre ellos hallamos a Paul Wolfowitz, Richard Perle, Douglas Feith, Colin Powell, Condoleeza Rice, I. Lewis Libby, Paul Bremer, Richard Zoellick, James Baker, Elliot Abrams y muchos más.

Según The New York Times del 29 de diciembre, la ministra de relaciones exteriores israelí, Tzipi Livni, confirmó el total apoyo de Estados Unidos al ataque israelí contra Gaza al decir que “hubo conexiones estrechas con la secretaria de Estado de EEUU, Condoleeza Rice, y que había hablado con ella el sábado 27 antes del inicio del ataque, y que el gobierno Bush apoyó el asalto, condenando a Hamas por sus ataques repetidos con cohetes y morteros.”   En una declaración oficial Condoleeza Rice dijo que “hacía a Hamas responsable de quebrar el cese de fuego y por el recrudecimiento de la violencia en Gaza.” 

8. ¿Es correcto que los ámbitos de la cultura, las finanzas, la política y los medios sean dominados por una minoría?

El sitio oficial del gobierno israelí y de las organizaciones judías en EEUU hablan de una población judía mundial de menos de 16.000.000 de personas (de las cuales unos 600.000 viven en la Argentina). O sea, numéricamente los judíos representan el 0,2% de la población mundial y el 0,5% de la población de la Argentina.  Sin embargo, su influencia e incidencia en rubros como los mencionados parecieran quedar muy sobre-representadas en relación a estas cifras poblacionales. 

Preguntas:

- ¿Peligra la auténtica Democracia cuando alguna minoría ejerce una cuota desmedida de poder sobre la totalidad de la sociedad?

- ¿Es lícito que alguna minoría cobre influencia determinante sobre rubros tan vitales como los enunciados?

 

 

9. ¿Por qué los sionistas mienten sistemáticamente?
La invasión israelí contra El Libano en 2006 empezó porque Israel decía que Hamas y Hezbollah le secuestraron a tres de sus soldados en Gaza y en
la frontera con Líbano.  Nosotros, dijimos entonces que a los soldados no se los “secuestra”; solo los civiles pueden ser secuestrados.  Los
soldados combatientes, a lo sumo, pueden ser capturados – incluso muertos – por el Enemigo; pero nunca “secuestrados”.
Hoy, la invasión de Gaza se justifica porque los palestinos han lanzado cohetes no muy poco efectivos – mayormente de fabricación artesanal – contra Israel que “produjeron un muerto el sábado pasado despues de meses sin que se produjeran fatalidades” (hubo tan sólo 13 fatalides israelíes debido a estos cohetes desde 2001, según el diario “La Nación” del 28/12/08).  Al tercer día de las incursiones aéreas israelíes, los cohetes palestinos solo mataron a un segundo ciudadano israelí. 

Insistimos: ¿qué quieren que hagan los palestinos ante la bota aplastante de las fuerzas armadas israelíes?

10) ¿Porqué en lugar de acusar falsamente a Irán-Siria-Hezbolla por los atentados terroristas contra la Embajada de Israel (marzo 1992) y la sede
de la AMIA-DAIA (julio 1994) en Buenos Aires, no se investiga la mucho más verosímil pista ISRAELI en torno a esos atentados?
Según el periodico judio antisionista neoyorquino “Forward”, el gobierno de EEUU le sigue reclamando a gritos a la Argentina que le entregue una (falsa) “pista iraní” en torno a los dos terribles atentados terroristas sufridos en Buenos Aires (marzo 1992 y julio 1994, respectivamente), a pesar de que tras 16 y 14 años ni la CIA ni el Mossad han logrado fabricar (por más que un despreciable juez argentino pro-sionista – Juan Galeano – llegara al extremo de pagar una coima de u$s 400.000 a un preso (Telleldin) para que inculpara a la Policia de la Provincia de Buenos Aires, porque de esta manera se creía poder fabricar una falsa pista que condujera a Hezbollah y, por extensión, a Siria e Irán).
A esta altura de los acontecimientos, es preciso investigar la hipótesis de una mucho más verosímil pista ISRAELI en torno a ambos atentados, perpetrados en momentos en que se producían violentas luchas intestinas dentro del Estado de Israel.  Esas luchas intestinas sordas entre el bando moderado y los fundamentalistas de extrema derecha dentro de Israel, culminaron en noviembre 1995 (apenas un año y 3 meses después del ataque a la AMIA-DAIA), cuando se produce el asesinato de un primer ministro israelí favorable a la paz – Ytzakh Rabin - acribillado a balazos en Israel NO por un terrorista musulmán; TAMPOCO por algún descarriado neonazi; sino por Ygal Amir, un joven militante sionista israelí estrechamente vinculado al movimiento ultra-derechista de colonos ilegales israelíes (que acaban de ser expulsados por la fuerza por las propias tropas israelíes), y próximo al Shin-Beth, el servicio de seguridad interna israelí.

Insistimos: debe haber un amplio, abierto, serio, democrático y respetuoso debate sobre estas preguntas fundamentales, con la participación muy especial de la comunidad judía en la Argentina.

Movimiento por la Segunda República Argentina (MSRA)

Adrian Salbuchi  

 

Creative Commons

Una Respuesta to “El Estado Terrorista de Israel”

[...] Reiteramos, por último, la pregunta que planteáramos en nuestro Comunicado No. 59 del 30-Diciembre-2008: [...]

Cuando una minoria usurpa el poder… el poder real « on marzo 12th, 2009 at 10:14 pm

Dejar una Respuesta

Debes estar registrado para comentar.