Al mundo le falta un tornillo…!

¿Qué diablos está pasando??

 

Según viene alertando el MSRA, los multimedios de prensa globales y locales ponen gran énfasis sobre temas secundarios, al tiempo que distorsionan, soslayan – incluso, ocultan – hechos importantísimos que la opinión pública desconoce, por lo que no acierta a entender qué es lo que realmente está pasando en el mundo.  Esto en sí, es muy peligroso ya que se están produciendo hechos y tomando decisiones fundamentales para la vida y el bienestar de todos los pueblos del mundo y, en consecuencia, para nuestro país, y nadie parece prestarles atención, especialmente entre nuestra decadente “dirigencia” política.

 

Hoy, hemos elegido tres procesos que marcan temas vitales a tener muy en cuenta, que debemos seguir muy de cerca en las semanas y meses por venir.  Pues ESTOS hechos – y no las banalidades y sandeces que pueblan las portadas de los diarios y los “flashes” de los noticieros – son los temas fundamentales:

 

 

I. Creciente colapso en el primer mundo

 

Lo que se ha dado en llamar “crisis financiera global” en verdad no es tal.  De lo que realmente se trata es de un colapso irreversible de un sistema financiero parasitario, inmoral e irresponsable que ha arrastrando a las economías mundiales a una profunda recesión que empeora día a día.   Las gravísimas consecuencias sociales y políticas de esta debacle las estamos empezando a ver y sentir en todas partes. 

Odiamos tener que decirlo pero, esta situación empeorará de manera dramática en los próximo 6 a 12 meses y es vital para la Argentina entender las razones y dinámica de ello, prever su desenlace, y planificar para minimizar los temibles efectos de este colapso que ya se ha iniciado, al tiempo que debemos estar alertas para aprovechar – ¿porqué no? – las sorprendentes oportunidades que se nos presentarán. 

Un indicador de lo que decimos lo hallamos en la merma aguda del comercio mundial, que en Febrero 2009 sufrió enormes caídas respecto de Febrero 2008: cayó 41% para China, 38% para Japón, 33% para Francia y Canada, 32% Alemania y Reino Unido, 26% México, 25% Brasil, 24% Argentina, 22% EEUU…

Según un informe de la consultora LEAP (Global Europe 2020/LEAP – informe No. 36 del 17Jun09), en los próximos meses, el mundo se verá golpeado por una suerte de “Efecto Tsunami” consistente de tres gigantescas olas que en algunos países serán consecutivas, mientras que en otros serán casi simultaneas.  Ello tendrá efectos devastadores, y consistirá de:

 

  • primero, una ola de desempleo masivo;
  • segundo, una ola de quiebras empresariales, municipales, provinciales y nacionales;
  • tercero, una crisis terminal del dólar estadounidense como moneda universal.

 

Según venimos explicando, el sistema financiero, bancario y monetario global se encuentra en un proceso de desintegración.  Ello explica la urgencia que tienen países con dirigencias lúcidas como China y Rusia, de reposicionarse para un venidero mundo pos-dólar. 

Las empresas también se preparan para el agravamiento de la crisis, y aumentan el ritmo de los despidos de personal, reducen sus costos operativos, al tiempo que las finanzas públicas crujen ante el agobiante costo de salvar a bancos y empresas considerados “demasiado grandes para dejarlos caer”.

Claramente, estos mega-salvatajes con dinero público de los contribuyentes en EEUU y Europa, no están dando resultado: los bancos siguen muy debilitados, algunos están heridos de muerte, y no se pudo evitar la quiebra de gigantes como GM y Chrysler.

Comprensiblemente, los multimedios globales parecen tener claras órdenes de sus mandantes de inyectar al unísono “optimismo y confianza”.  De esta forma, si nos guiamos por lo que dicen CNN, FoxNews, la BBC, New York Times, Wall Street Journal, Financial Times y nuestros medios locales que, como loros, se hacen eco de aquellos, pretenden hacernos creer día tras día, que “se va superando la crisis”, que “las bolsas rebotan”, que “el consumo empezará a subir”, que “hay que pasar la tormenta” (o el invierno al mejor estilo Alsogaray…). …   

Pero estos “brotes verdes”, como los denominan los entendidos en acción psicológica – o sea, noticias vacuas estúpidamente optimistas dirigidos a una audiencia crecientemente estupidizada – no son más que cuentos de hadas. 

Pues ya lo hemos explicado: el agujero financiero que hoy aqueja al mundo virtual financiero de los derivados, de la banca usuraria, de los fondos golondrina, de los especuladores es de un monto de entre 10 y 15 veces el PBI del planeta (nadie sabe a ciencia cierta)… Estamos hablando de una masa de dinero virtual cercana a los 600 billones de dólares u$s 600.000.000.000.000…. inimaginable!!).    Pero, seamos optimistas y digamos que “solo” un 10% de este monto necesitará ser “salvado” con dineros públicos de los contribuyentes y a través de peligrosa sobre-emisión monetaria (en realidad, es mucho más).  

Aún así seguimos teniendo un agujero potencial del orden de los 60 billones de dólares, un monto superior al PBI de todo el planeta.  Por eso, tirar dentro de ese agujero negro financiero “salvatajes” por 0,77 billones por aquí (salvataje Bush-Paulson, octubre 2008); 0,80 billones por allí (salvataje Obama, marzo 2009); 1,1 billones por allá (anunciado salvataje del G20, abril 2009), y aún los más de 4 billones de alocada emisión monetaria del Banco de la Reserva Federal (Bernanke), simplemente NO ALCANZAN.

Es que el mundo hoy está en caída libre.

Por analogía, el sistema financiero puede compararse con las torres gemelas del World Trade Center en la mañana del 11 de septiembre del 2001:  Parece que se mantienen en pie a pesar de los incendios que no se logran apagar pero…. la realidad demostrará que en cualquier momento sufrirá un colapso catastrófico.

 

 

1) La Ola de Desempleo masivo e incontrolado…

Ocasionada por las miles de quiebras en el primer mundo, los despidos, la falta de confianza y el temor. 

Se estima que ello hará eclosión con graves consecuencias sociales y políticas en los meses por venir, como sigue:

 

·        A fines del verano 2009 (Sept.) en EEUU y Reino Unido, como así también en España e Irlanda – Ello se debe a que este verano septentrional marca el fin de los plazos de seis meses en los seguros de desempleo para quienes se quedaron sin trabajo a fines del 2008 (primera oleada de despidos masivos).  Este verano también verá a millones de jóvenes egresando de los colegios secundarios y universitarios, y lanzados al mercado laboral pero… sin trabajo a la vista…   Las cifras oficiales indican que casi 6 millones de personas perdieron su trabajo desde que empezó la recesión en EEUU.  Por otra parte, países que dependen de ingresos provenientes del turismo veraniego como España, se verán golpeados muy fuertemente ante la merma de visitantes desde el exterior (y los que vengan gastarán menos).

·        A fines del otoño 2009 (Diciembre) en China, Sudeste Asiático, y los nuevos miembros de la Unión Europea – Aunque más sólidos en sus redes sociales públicas, también se verán con enormes dificultades ante las fuertísimas caídas en sus exportaciones.   Latinoamérica también sufre menor impacto debido a que su inserción dentro del sistema financiero ha sido menor en el sector privado.

·        En el 2010, la crisis afectará a los países centrales más sólidos de la Uniòn Europea, con Alemania a la cabeza, a los países escandinavos y al Japón, que podrán “aguantar” un poco más debido a sus sólidas economías y redes sociales mucho más previsoras que las de Estados Unidos.

 

El términos generales, el impacto real en cada país/región dependerá del nivel de desempleo en sí, y de la solidez de la red social en materia de seguro por desempleo, salud publica, etc.  Uno de los problemas de Estados Unidos, por ejemplo, es que al revés que China, no dispone de la necesaria nutrida infraestructura pública para hacer llegar fondos públicos de ayuda y de emergencia a cada lugar/pueblo/sector dónde se los necesita para reactivar la economía.   Por eso, por más que EEUU y el Reino Unido aporten billonarios fondos de salvataje, no disponen de la necesaria red de distribución para que reactiven la economía de manera saludable.   Sólo les queda entregárselos a los bancos y a las mega-corporaciones que tienen como prioridad salvar sus propios pellejos, y no aportar al Bien Común.

Señalemos que todo ello también tendrá un gran impacto sobre el sector asegurador que verá sus resultados empeorar aún más (recordemos que a fines del 2008 el gobierno norteamericano debió nacionalizar a la mayor aseguradora de su país y del mundo – AIG, American International Group – colapsada ante su especulación irresponsable

en el mercado de los Derivados).   Las secuelas de todo ello en términos de pobreza, desórdenes sociales, disturbios, inseguridad ya lo hemos vivido varias veces los argentinos, especialmente luego del colapso sistémico financiero-bancario impuesto sobre nuestro país en 2001/2002, por la misma estructura financiera local e internacional que hoy se halla en plena crisis.

 

2) Quiebras empresariales, municipales, provinciales y nacionales

Según CNN Money (6/1/09), 5 de las 10 mayores quiebras en la historia tuvieron lugar desde enero 2008: los bancos Merrill Lynch, Lehman Brothers, Bear Stears, Wachovia, las automotrices General Motors y Chrysler, la aseguradora AIG, los supermercados Arcanor en Alemania…  El ritmo de quiebras entre PyMEs y bancos locales se mantiene acelerado, a lo que hoy se agregan las inminentes quiebras de municipalidades y estados dentro de la Unión Norteamericana, notablemente, California, Nevada, Carolina del Sur y Florida.  A ello, debemos agregar la situación de quiebra del sector público de naciones con muy vulnerables perfiles de deuda publica como México, Turquía, Estados Unidos, y la Argentina dónde los Kirchner, en lugar de trabajar para superar nuestro problema crónico de deuda pública impagable, nos hundieron aún más en el fango de la usura a través del Megacanje Kirchner-Lavagna de junio 2005 (ver diversos informes del Lic. Héctor Giuliano al respecto).  Hoy nuestro país debe hacer frente a pagos por más de u$s 30.000 millones en 2009 entre capital e intereses, lo que le resulta claramente imposible y permite explicar la actual voracidad fiscal, la confiscación de los fondos de pensiones e, incluso, el arbitrario adelantamiento de las elecciones legislativas por el Régimen Kirchner.

 

3) Des-dolarización de la economía global

El 15 y 16 de junio pasado se reunieron en la ciudad rusa de Ekaterimburgo, los presidentes de China (Hu Jintao), Rusia (Dmitry Medvedev), y los de Kazakstán, Tajikistán, Kyghyzstán y Uzbekistán.  Los seis forman la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), a lo que se agregan Irán, India, Pakistán y Mongolia en calidad de miembros observadores.  A su vez Brasil (que integra el así-llamado grupo BRIC – Brasil, Rusia, India, China), se incorporó a las discusiones en materia de comercio internacional.  Claramente, los dos pesos pesados en el OCS son Rusia y China, potencias no solo económicas y políticas, sino también militares.

A los Estados Unidos se le negó específicamente participar, lo que indica que las conversaciones fueron mucho más allá de lo meramente económico.  Estados Unidos y el Reino Unido hicieron todo lo posible para evitar que se realizara esta Cumbre, pero fracasaron.

En verdad, lo que plantea la OCS es la necesidad de desdolarizar la economía global como paso previo y necesario para desmantelar el imperio financiero y militar estadounidense. 

Ello es en parte consecuencia directa del fracaso de la reunión del G20 en Londres a principios de abril, en la que solo se anunciaron medidas tibias tendientes a “salvar” un sistema financiero dólar-céntrico que – como decimos – se encuentra en agonía terminal. 

Durante la reunión del G20, el presidente ruso Medvedev llamó a Rusia, China e India a “construir un orden mundial crecientemente multipolar”, lo que básicamente significa estructurar un mundo que deje de subsidiar el cercamiento militar estadounidense de Eurasia, y su copamiento de las economías de los países a través de una moneda – el dólar estadounidense – cuyo valor hoy es altamente cuestionable.

Luego, a principios de junio (justo antes de la reunión de Ekaterimburgo), el presidente Medvedev aclaró que “el actual sistema artificial multipolar se basa en un gran centro de consumo, financiado por un gigantesco déficit y endeudamiento crecientes, con una moneda de reserva que supo ser fuerte, y un sistema dominante para evaluar activos y riesgos (o sea, EEUU y sus Aliados)”  (citado en “Johnson’s Russia List”, 08Jun09).    La raíz de la crisis financiera global radica en que los Estados Unidos “crea demasiado poco y gasta demasiado mucho”.

Para Rusia, el gasto militar estadounidense resulta particularmente preocupante, considerando el creciente apoyo militar brindado a Georgia, el sistema de misiles de la OTAN en Europa Central apuntando a Rusia y sus aliados, la creciente presencia militar de EEUU en Medio Oriente y Asia Central, y el siempre presente apoyo indiscriminado e ilimitado brindado por EEUU a Israel – foco permanente de desestabilización en Medio Oriente -, incluso aportándole armas nucleares.

La clave que alimenta todo este poderío bélico, político y económico radica en que, desde hace más de 40 años, EEUU ha podido financiar todo su crecimiento imprimiendo cantidades ilimitadas de dólares y de bonos del tesoro.  

Ello condujo a un sobre-consumo por parte de los EEUU, que ha hecho que desde hace décadas sus importaciones excedan sus exportaciones. 

A esa “exportación neta de dólares” se le debe agregar la adquisición especulativa de empresas y bienes raíces por los estadounidenses en todas parte del mundo (Argentina incluida), como así también los billones y billones de dólares que necesita el Pentágono para financiar sus guerras en todo el planeta. 

Buena parte de esa exportación masiva de dólares ha terminado en los bancos centrales de decenas y decenas de países del mundo (Argentina incluida), que los transforma en financistas primarios del déficit norteamericano. 

Hoy, China tiene más de 1.700.000.000.000 en reservas dolarizadas, y debe enfrentar una dura decisión: o bien recicla esos dólares regresándolos a los EEUU a través de la compra de bonos del tesoro de EEUU, o permite que las falaces “fuerzas del mercado” la obliguen a revaluar su moneda local respecto de dólar estadounidense, con lo cual sus propias exportaciones dejarán de ser competitivas en los mercados mundiales, generando así un ciclo vicioso de desempleo y quebrantos internos.  

Se estima que los bancos centrales de casi un centenar de países hoy tienen bonos del tesoro de EEUU por más de u$s 4.000.000.000.000, a lo que deben agregarse otras tenencias dolarizadas que casi duplican esta cifra.

El presidente ruso Medvedev lo explicó claramente hace pocas semanas: “En lugar de promover cambios cosméticos como algunos países y las propias instituciones internacionales quisieran ver “ (que es lo que ocurrió en la reuniòn del G20), “lo que necesitamos son instituciones financieras de un tipo totalmente nuevo, en las que los factores y motivaciones políticas y ciertos países poderosos no puedan dominarlas”.   Todo indica que se han coaligado fuerzas titánicas que harán que el sistema de la globalización centrado en EEUU y Europa llegue muy pronto a su fin. 

Según un informe del Prof. Michael Hudson publicado en el sitio www.globalresearch.ca de Canadá, titulado “De-Dollarization: Dismantling America’s Financial-Military Empire”, China, Rusia y otros países – al igual que una creciente parte de la opinión pública mundial – “perciben a los EEUU como una nación sin ley, tanto financiera como militarmente.  ¿De qué otra manera calificar a una nación que impone un conjunto de leyes a los demás – en temas como la guerra, el pago de deudas y el tratamiento a prisioneros – mientras que ella misma las ignora?  Hoy, los EEUU son la nación más endeudada del mundo y sin embargo ha evitado  el dolor de los “ajustes estructurales” impuestos a otras naciones”, como la Argentina a través de entidades seudo internacionales bajo su control, como son el FMI y el Banco Mundial. 

Yu Yongdin, asesor del Banco Central de China y miembro de la Academia de Ciencias de su país, le sugirió al secretario del tesoro Timothy Geithner en su visita a Pekín a principios de junio, que los Estados Unidos debieran “ahorrar” principalmente reduciendo su gigantesco presupuesto militar (EEUU gasta más en “defensa” que todos los demás países del mundo juntos), pues sus ingresos fiscales no van a aumentar (debido a la recesión), su estructura de gastos es inflexible, y el costo de “pelear en dos guerras” se torna cada vez más insoportable para su economía.

Sea como sea, ya se le ha puesto el “cascabel al gato”, y la debilidad y potencial colapso del dólar es un secreto a voces. 

Como muestra de ello, cuando el secretario del tesoro Geithner dio un discurso ante estudiantes en la Universidad de Pekín, pasó un papelón pues al decir el gobierno chino había hecho bien en invertir en dólares y bonos del tesoro de EEUU, fue recibido con una estruendosa carcajada generalizada entre su joven audiencia.  Claramente, los chinos no comen vidrio…

 

 

II. ¿Un nuevo 11 de septiembre super-potenciado?

 

La historia nos enseña que cuando las crisis económicas, financieras y sociales se tornan demasiado intensas y graves, y el nudo usurario y parasitario que todo lo ata y aplasta se torna demasiado complejo de desatar, nada hay mejor que una buena guerra mundial para cortar ese nudo gordiano, y salir así catapultado con una huida hacia adelante….

Así fue con la Depresión de los Años 30 que se resolvió brutalmente a través de la Segunda Guerra Mundial en que quedaron tendidos y aplastados perdedores absolutos (o sea, Alemania, Japón e Italia) y ganadores absolutos que incluso se ganaron el derecho de escribir la “historia oficial” de aquellos terribles tiempos (o sea, Estados Unidos, la ex-Unión Soviética y Gran Bretaña).

 

Como dijéramos en distintas oportunidades, creemos que los promotores del Nuevo Orden Mundial están por activar el “Plan C” que implica – precisamente eso: desatar una guerra mundial.   En las últimas semanas, apareció una insólita información en el diario digital  británico “The Daily Telegraph”, uno de los de mayor prestigio e influencia en el Reino Unido.

 

Desde principios de junio The Daily Telegraph vienen publicando una secuencia de insólitos documentos en la sección de “Art & Culture”, que relata en imágenes espantosas un supuestamente venidero ataque terrorista con bombas atómica sobre la ciudades de Londres y otras.

 

La serie es de mano anónima y se especula sobre el objetivo que pretende cumplir.  Se trata de conjuntos de slides en “Powerpoint” muy realistas, con la clara intención de atemorizar a la población, respecto de inminentes mega-ataques nucleares que harán aparecer al 11 de septiembre en Nueva York, 7 de julio en Londres, y 11 de marzo en Madrid como juegos de niños.

 

El lector podrá ver la primera serie titulada “Blackjack: una historia en slides” aquí: Parte 1: http://www.telegraph.co.uk/culture/culturepicturegalleries/4220575/Blackjack.html; Parte 2: http://www.telegraph.co.uk/culture/culturepicturegalleries/4315740/Blackjack—Part-2.-A-slideshow-story.html, Parte 3: http://www.telegraph.co.uk/culture/4515126/Blackjack—Part-3.html; Parte 4: http://www.telegraph.co.uk/culture/4590866/Blackjack—Part-4.html, Parte 5: http://www.telegraph.co.uk/culture/4613223/Blackjack—Part-5.html         

Blackjack es un juego de dados en el que gana aquél  jugador que haga 21 puntos exactos, o se acerca más a ellos sin pasarse.   ¿Hay en ello algún mensaje cifrado?  Incluso aparecen “ejemplos” de tarjetas de identidad con números y códigos de barra…. ¿Se estará alertando a determinados segmentos poblacionales respecto de inminentes catástrofes?   La serie da cuenta con imágenes muy gráficas de ataques nucleares sobre otras seis ciudades: Nueva York, Porland (Oregon), Los Ángeles, Toronto (Canadá), México, Chicago y Washington DC…

 

La galería comienza con una alarma fechada 20 de Junio seguida del logo del MI5, servicio de inteligencia externa británico alertando al gobierno sobre un ataque terrorista inminente, por supuesto obra de “extremistas, islamistas y cultistas cristianos del Armagedón”.  Se trata de una bomba atómica dejada en pleno centro de Londres dentro de un camión tipo van blanco (¡al mejor estilo de la Trafic de Telleldin en el caso AMIA en Buenos Aires!).

 

Tras estos mega atentados, se fusionan los gobiernos de norteamérica, se suspenden las garantías individuales, se declara la ley marcial y se suspenden las constituciones.  Las  últimas imágenes muestran una bandera estadounidense modificada, con una franja de cinco estrellas en el medio y con aviones de combate negros tipo Stealth de fondo, todo enmarcado en un logotipo con aguilucha al mejor estilo nazi y con las palabras “Union of North America”, seguidas de  “Novus Ordo Seclorum”, o sea, “Nuevo Orden Mundial” .

 

¿Estarán preparando / inoculando  mentalmente al imaginario colectivo de cientos de millones de personas para que se acostumbren a aceptar una serie de venideros escenarios catastróficos?   Éstos serían absolutamente necesarios para poder imponer un Gobierno Mundial que, como hemos dicho reiteradamente, es la siguiente fase del “Nuevo Orden Mundial”. 

Ese venidero Gobierno Mundial tendrá que imponerse a sangre, fuego y destrucción masiva.  Entre sus objetivos estará el de perpetuar un “nuevo orden financiero global” que tendrá las mismas premisas de parasitismo, usura, expoliación y explotación que el actual, pero potenciado.  Ya no quedará identificado con las instituciones y la moneda de un compacto conjunto de estados nacionales poderosos (hasta ahora liderado por EEUU), sino que tendrá una “soberanía universal”.

O sea: quedará bajo la hegemonía de un Gobierno Mundial constituido por instituciones públicas en lo político, económico, seguridad y militar, pero controlados por los poderosísimos intereses privados de siempre, centrados en lo financiero.

 

Como venimos explicando en nuestro libros “El cerebro del mundo…” y “Bienvenidos a la jungla…”, y a través de diversos artículos, conferencias y videos, estos objetivos se vienen articulando, planificando y llevándose a cabo desde hace por lo menos dos siglos a través de organizaciones, logias, comités y conferencias que abarcan desde los elusivos “Illuminatti de Baviera”, pasando por los más conspirativos “Sabios de Sión” y grupños de “Wise Men”, hasta los hoy muy concretos grupos como la Trilateral Commission, Bilderberg Group, Council on Foreign Relations, AIPAC, World Jewish Congress, Project for a New American Century, Tavistock Institute, Royal institute of International Affairs, y otras entidades.

En su conjunto, conforman una amplia y nutrida red de poder mundial que controla las riendas de los procesos (geo)políticos, económicos, financieros, mediáticos, tecnológicos, industriales, diplomáticos, militares y sociales de todo el planeta.  

Sus miembros individuales podrán diferir en muchos aspectos pero, en su conjunto, están plenamente de acuerdo y alineados en pos de un objetivo primario: la imposición de un Gobierno Mundial, que conlleva la necesaria disolución de todos los Estados Nacionales.

 

Efectivamente, al mundo le falta un tornillo, pero no porque estemos todos locos – pues la mayoría de las personas solo queremos trabajar dignamente, estudiar, vivir tranquilos en familia y ser buenos ciudadanos – sino porque una minoría ínfima, perversa e increíblemente poderosa nos quieren volver locos a todos…

 

¿Hay alguien en Argentina que esté observando todo esto?

Creative Commons

Una Respuesta to “Al mundo le falta un tornillo…!”

Adrian:

Soy de bsas, y veo todo esto, e despertado del manejo de las masas como ovejas al deguello, realmente es la 1º vez que enceuntro a un argentino que piensa igual que yo y comprato todos tus puntos de vista.

realmente muchos necesitan despertar y ver la realidad tal como es, por mas que nos acusen de locos conspiranoicos…..

te dejo mi mail leanguerrero@gmail.com

por favor mandame un msj para intercambiar palabras.-

LEAM on septiembre 12th, 2009 at 12:11 pm

Dejar una Respuesta

Debes estar registrado para comentar.