MACRI SE UNE A LOS KIRCHNER COMO GERENTE DE ISRAEL Y ESTADOS UNIDOS EN LA ARGENTINA

La gravísima decadencia nacional que Argentina hoy sufre no sólo es sólo producto de los peores elementos que suelen ocupar el Oficialismo Gerenciador – hoy en manos del MDK (Matrimonio Delictivo Kirchner), sino también de la Falsa “Oposición” (siempre tan “políticamente correcta”), y de los Multimedios Desinformadores siempre tan bien financiados por intereses que poco o nada tienen que ver con los intereses del pueblo argentino.

He ahí la Fórmula Perversa: Oficialismo Gerenciador + Falsa “Oposición” Acomodaticia + Multimedios Desinformadores = Argentina Postrada

Para quienes creen que Mauricio Macri representa una alternativa a los Kirchner, los invitamos a ver los primeros minutos de este reportaje que se le hizo a Mauricio Macri, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el programa “Los Tres Poderes” que se transmitió por AmericaTV el lunes 23 de noviembre ppdo., (ver siguiente link a YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=lzlZ9tE0dtM).

Entre el minuto 00:58 y 02:10 se entabló el siguiente diálogo entre este gerente de las embajadas de EEUU e Israel que es Mauricio Macri y los periodistas (los resaltados son nuestros):

Periodista: “…sobre el caso Jorge “El Fino” Palacios…¿cómo es este punto para vos? Contanos tu versión desde el comienzo. ¿Por qué insististe en darle el cargo que le diste a Palacios, quién estaba objetado por su relación con el caso AMIA?”

Macri: “Yo… para no improvisar, nos reunimos en equipo y dijimos ¿Quiénes son los que pueden tener una foto más clara de qué es lo que pasa en la Argentina con la seguridad?…. Los servicios de inteligencia mejores del mundo, tipo el Mossad. Entonces, fuimos a la embajada de Estados Unidos y la de Israel y les dijimos: ‘queremos que nos recomienden cuál es el menor policía’. Y las dos sin hablar entre ellos dijeron, ‘el Sr. Palacios’. Y ahí arrancamos a proponerle al Sr. Palacios para que liderase la construcción de una nueva policía: con otros valores, con otra tecnología, otra capacitación, teniendo en cuenta los derechos humanos…”.

Periodista: “Fu euna recomendación de dos gobiernos extranjeros, de dos sedes diplomáticas…”

Macri: “De dos servicios de inteligencia extranjeros que saben mucho quién es quién. Sobre lo cual no improvisamos. Este hombre [Palacios] había sido condecorado también por la DAIA y por el Gobierno de Israel, por su actuación todos estos años, incluso en el tema AMIA…”

¿Queda claro? Macri, Los Kirchner y todos nuestros politiqueros se la pasan desfilando por los corredores de las Embajadas de Estados Unidos, Gran Bretaña y de Israel, y no lo hacen sólo para dejar saludos protocolares.

Como ahora tan “cándidamente” (por no decir otra palabra más fea) lo admite Mauricio Macri, todos ellos van a las “Embajadas” a pedir “recomendaciones”, a escuchar “sugerencias”, a recabar “opiniones”, a preguntar “quién es quién en la Argentina”…. En fin, van para recibir instrucciones.

Y no sólo de Mauricio Macri se trata, pues entre quienes durante largos años recibieron – y reciben – sus instrucciones desde las “Embajadas” hay una larguísima lista que incluye a los generales y almirantes liberales del 75, los “Radicales” de Alfonsín, los Menem, De la Rúa, Cavallo, Roberto Lavagna, Roberto Alemann, el Matrimonio Delictivo Kirchner (por supuesto!!), la Carrió, Rodriguez Giavarini, Prat-Gay, Redrado, Daniel Marx, Mario Blejer, y los opinólogos eternamente bien financiados como Morales Solá, Verbitzky, Mariano Grondona y toda la “muchachada del CARI” – Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales – que es una suerte de sucursal local de los neoyorquinos Council on Foreign Relations (CFR) y la Americas Society, “hacerdores de reyes, ministros y presidentes…. “ y no sólo en los Estados Unidos!!

El MSRA – Movimiento por la Segunda República Argentina – le recomienda enfáticamente a los Macri, Kirchner, Menem, Lavagna, Carrio, y sus amigos y colegas de la Corporación de los Políticos, que la próxima vez que asuman algún cargo público para el cuál los elija nuevamente alguna de estas tres Embajadas, no juren por nuestros Santos Evangelios, sino más bien que juren o bien “por la Constitución de los Estados Unidos” o, mejor aún, “por el Talmud…”